Infraestructuras viarias en obras públicas.

Infraestructuras viarias en obras públicas son elementos indispensables que completan la funcionalidad del proyecto.

En un proyecto de creación de viales se establece como elemento básico de partida un vial o carretera.

A su alrededor, sin embargo, será preciso dotar al conjunto de anexos que apoyen la estructura. Dichos anexos permitirán una mayor funcionalidad a este tipo de infraestructura.

 

Infraestructuras viarias en obras públicas. Funcionalidad del proyecto.

Los proyectos que incluyen la creación de infraestructuras viarias parten de elementos funcionales muy concretos.

La ideación del proyecto y su alcance quedan definidos por la necesidad que se tiene intención de cubrir.

La creación de viales es precisa para establecer líneas de comunicación que unen distintos puntos. Dichos viales aprovechan estructuras viarias ya existentes.

Al comienzo, estos viales se creaban sobre caminos de tierra que unían pequeñas poblaciones. Más adelante, los viales más modernos se construyeron sobre estas carreteras que con el tiempo envejecieron.

En otras ocasiones, simplemente se establecieron trazados más eficaces al mismo tiempo que se reformaban esas pequeñas carreteras.

 

Infraestructuras viarias en obras públicas. Ampliaciones y obra nueva.

De este modo, una vez se crearon las carreteras iniciales se optó por dos tipos de proyecto.

En un primer momento, lo más eficaz resultó ser la ampliación de viales ya existentes. Si estas carreteras eran viales de doble sentido, fueron ampliadas en dos carriles más.

De esta manera, esas carreteras más modestas pasaron a ser autovías de doble carril.

En otro tipo de proyecto de mayor alcance, la idea de partida consiste en establecer vías de comunicación más rápidas.

Infraestructuras viarias en obras públicas

 

Elementos de construcción asociados a viales.

Esta clase de proyecto exige un presupuesto mucho mayor con un coste más elevado en medios.

Se trata de la creación desde cero de un conjunto de autopistas cuyo trazado sea lo más recto posible. Al mismo tiempo se persigue que la longitud total sea suficiente como para unir poblaciones de cierta importancia bastante alejadas entre sí.

 

Aspectos técnicos estructurales del terreno.

Para poder crear este tipo de proyecto es necesario atravesar territorios extensos con una topografía y geología particular.

Uno de los factores que determinan dicho trazado será la eficiencia en la manera de integrar dicho vial al entorno.

De este modo, diseñar un trazado que aproveche la ventaja que ofrece el propio terreno, permitirá viales más eficaces en su recorrido y costes de proyecto.

Lo más inteligente es aprovechar los valles ya existentes, las colinas con menor desnivel y los terrenos más estables.

Otro requisito deseable será el permitir que este proyecto comunique en lo posible el mayor número de poblaciones intermedias.

 

Evolución de infraestructuras anexas.

Un sistema simple de comunicación consiste en la unión de dos elementos, en este caso dos poblaciones.

De este modo la carretera une una de las calles principales de una población de partida con otra calle de la población de llegada.

Así al menos ocurría hace más de siete décadas. Con la evolución de los sistemas de comunicación y la complejidad asociada al transporte, se han creado anexos necesarios.

Entre varias poblaciones existen en la actualidad otras poblaciones más pequeñas. También han surgido urbanizaciones y pequeños complejos poblacionales que ha sido necesario comunicar.

Otro elemento que ha ido en aumento es el de las estaciones de servicio. En un inicio, estas estaciones consistían en una pequeña gasolinera justo al lado del arcén de estas carreteras.

Infraestructuras viarias en obras públicas

 

Elementos de construcción asociados a viales.

Con el tiempo, se han creado complejos mucho mayores que ha sido preciso construir algo más apartados de las vías principales.

Dichas estaciones incluyen además de carburante, una gran oferta de ocio y alojamiento.

Existen grandes cafeterías y restaurantes, así como hoteles que permiten a los viajeros usar dichos servicios.

También se incluyen grandes espacios de parking asfaltado, zonas verdes, merenderos, áreas de descanso y espacios como miradores para admirar el paisaje.

 

Infraestructuras viarias en obras públicas. Elementos de integración.

Existen además una gran cantidad de áreas rurales repletas de caminos que se sitúan junto a las carreteras ya existentes.

Estas áreas precisan de puentes que permitan el paso de maquinaría agrícola desde uno de los lados hasta el otro.

También se crean como elementos anexos a infraestructuras en obras públicas puentes que permiten el cambio de sentido a los conductores.

Estos espacios se suelen hacer coincidir con desvíos a otras poblaciones que de paso quedan comunicadas con esta vía principal.

Cuando se crean autopistas de cientos de kilómetros es prácticamente seguro que se atravesará alguna vía de ferrocarril, otras carreteras, así como accidentes geográficos.

De esta manera se deben construir puentes para sortear cauces fluviales, valles profundos y desfiladeros.

En otras ocasiones, si el terreno es muy montañoso, una solución para hacer más lineal estas autopistas consistirá en la creación de túneles.

 

Otros elementos anexos de gran importancia.

De igual importancia son todos aquellos elementos que se sitúan junto a estas estructuras. Se trata de los arcenes, las salidas para comunicar los demás elementos.

En otro orden, las vías de evacuación para agua situadas a ambos lados de los viales. Las canalizaciones de mayor tamaño para conducir todas esas aguas hacia un cauce natural.

Las señalizaciones en carretera, paneles y elementos de aviso son también elementos anexos.

Por último, señalar como anexo las vallas perimetrales para separar el espacio de circulación y elementos del resto del entorno. Su función es la de proporcionar seguridad evitando el paso de animales salvajes.

Para que la fauna pueda pasar de un lado a otro de las carreteras, con frecuencia se crean pasillos superficiales.

 

Elementos de construcción asociados a viales.

Estas vallas también están pensadas para evitar que las personas crucen directamente estas carreteras.

 

Áreas de mantenimiento.

Junto a los viales se disponen espacios asfaltados más anchos con señalización especial. Se trata de pequeñas áreas para los equipos de mantenimiento y servicio que lo precisen.

Estos espacios también pueden ser empleados por vehículos que deban detener su marcha con seguridad por algún motivo.

Los equipos de emergencia también hacer uso de estos espacios permitiendo atender incidencias concretas que puedan producirse.

Una característica funcional que se integra en las estructuras viarias es la conducción de cables de electricidad y telefonía.

De esta manera, con frecuencia se aprovechan estos espacios para dicho fin permitiendo su localización más precisa en caso de incidencia para su reparación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparte

Somos una organización ágil y eficaz dedicada a todo tipo de reposiciones con aglomerado asfáltico con más de 30 años de experiencia en el sector.

PRESUPUESTO

EN MENOS DE 48 HORAS